julio 23, 2006

Jet lag

El profe Patton me venía diciendo ya hace un tiempo que las condiciones materiales y geoestratégicas para un regreso estaban dadas de este lado del globo. Por otra parte, la situación en el Medio Oriente está cada vez peor —aunque el Medio Oriente sigue estando lejos de Samarcanda porque está en el lejano Medio Oriente o algo así—. Finalmente, había sido cesado porque el club consiguió un método más eficiente y sofisticado para calentar las bancas usando un gasoducto recientemente inaugurado y que va desde el Caspio hasta Shanghai.

Con mucha pereza me dispuse a regresar. Y es con mucha pereza porque el viaje implica ir en camello hasta Tashkent, siguiendo la ruta de la seda. Allí se ven muchísimas montañas de calaveras de hace muchísimos años. Una vez en Tashkent se toma un avión que va hasta Estambul y de ahí a Marrakech, donde uno espera por horas y horas y le dicen “espere un rato”, “en un momentico sale”, pero nada. Aburrido, finalmente uno decide fletar un barco con otros en la misma situación, que resulta que son muchos. De ahí se llega a Vigo donde se coge un barco marisquero que también usan para llevar droga a Europa. Y pues de dónde viene la droga no es un secreto así que ese sirve porque tiene que volver a recoger “marisco”. Y listo, llega uno a Barranquilla y ahí en avión hasta aquí.

Pero llegué esta mañana después de dos meses de viaje y estaba tan mamado que por eso no fui a entrenar:



Pero ahí estaré esta temporada a ver si perdemos con más sabor.

6 comentarios:

Spitfire @ Gone dijo...

y que le meta la misma energía de siempre motivando al equipo.

Welcome back.

Vrolfak dijo...

Bacano, Bacano.

Bienbenute.

Cerebro dijo...

Chevere!

MR BRIGHTSIDE dijo...

Ya es oficial, el DILTV tiene más refuerzos que el Bucaramanga...

Juliette dijo...

Uuuuuutututuuyyyyyy!!!! Welcome to Tijuana...

juglar del zipa dijo...

Juliette:
No no, no había que pasar por el hueco, menos mal.